Rock entre Cerros y Jarillas en el Centro Cultural Uspallata

Este domingo a las 21 llega el primer concierto de rock denominado “Rock entre Cerros y Jarillas”, con dos bandas lasherinas: Doctor Matiko y Los Camaleones y Otoño. Entrada a cambio de un alimento no perecedero.

Pasaron 16 meses desde su inauguración y el Centro Cultural Uspallata continúa dando muestras de crecimiento como principal escenario de las expresiones artísticas que surgen en el Valle y alta montaña, que encuentran en ese espacio una oportunidad para darse a conocer y alimentar el acervo cultural del departamento lasherino.

Y es en ese panorama auspicioso para la cultura y el arte de Las Heras que este domingo 21, a las 21 horas, el Centro Cultural Uspallata (Ruta 7, Km. 0, intersección Ruta Provincial 52) recibirá a dos bandas lasherinas que le darán vida al primer concierto de rock de la alta montaña: “Rock entre Cerros y Jarillas”. La entrada será a cambio de un alimento no perecedero.

Se trata de la banda surgida en Uspallata: Doctor Matiko y Los Camaleones, liderada por Lisandro Ganzero, organizador del recital, y la banda invitada Otoño que llegará desde la ciudad de Las Heras.

“Fui un porteño que me hice montañés cuando me enamoré del valle de Uspallata hace ya seis años”, así se presenta Lisandro Ganzero, nacido y criado en Quilmes pero adoptado de por vida por la alta montaña.

El concierto del domingo que ofrecerán estas bandas cuando abran “Rock entre Cerros y Jarillas”, no es casualidad, puesto que el Centro Cultural Uspallata nació con esa iniciativa de descubrir, fomentar y respaldar todo emprendimiento cultural y artístico surgido entre montañas y ríos.

“Hay una nueva camada o generación de jóvenes de Uspallata, muy vinculados con el lugar y que están generando un polo cultural muy interesante para empezar a apoyarlos y ofrecerles estos espacios de contención artística”, sostiene Gianfranco Manino, coordinador de Cultura de la Municipalidad de Las Heras.

Tampoco es casualidad que los nombres de las agrupaciones de rock tengan que ver con la fisonomía natural del valle precordillerano de Las Heras: el matico (la banda la cambió por la K), planta muy popular en la alta montaña que se la utiliza como infusión; y el otoño, que en los álamos de Uspallata son las postales clásicas que todos buscan cuando llegan a este sitio de montaña.

“Cuando llegué a Uspallata pensé que estaba en una película de ‘El Señor de los Anillos’, fue un flash, el agua transparente, ese horizonte de montaña, el silencio de las noches, su gente, podría decir más cosas que amo de este lugar”, comenta Lisandro, que en sus letras refleja lo cotidiano en la vida en alta montaña.

“Con esta movida queremos demostrar los uspallatinos que acá tenemos buenos músicos y que podemos bajar a la ciudad y tocar en cualquier espacio, por eso el próximo domingo queremos darle brillo y magia al centro cultural, que vean otra cosa, algo nuevo pero bien local, nuestro”, describe el organizador y líder de Doctor Matiko.

Conciencia social y letras autóctonas

“Conquista de América”, “La historia que no te conté”, El todo y la nada, “Arrieros”, son canciones con una fuerte reflexión social pero también son registros de lo vivido por la banda uspallatina.

“Con “Arrieros”, quisimos dibujar la vida de los vaqueanos y arrieros de la alta montaña con su caballo su perro y sus días alejados de la familia”, explica Lisandro Ganzero parte del repertorio musical que se escuchará el domingo.

Doctor Matiko y Los Camaleones nace hace seis años como fusión de varios artistas de Uspallata Es un power trío integrado por José Espejo en guitarra, Cristian Tapia en base y Lisandro Ganzero en bajo, voz y sintetizadores, con un invitado especial en percusión y sintetizador, Enzo Agudo.

La banda propone música alternativa con canciones propias, de reflexión social y también letras que reflejan la cotidianeidad de la gente de alta montaña.

Por su parte, los invitados, Otoño, de la ciudad de Las Heras, tienen en su combo huellas del rock, pop, noise, shoegaze y dreampop. Está integrado por Carina Lourdes Staiti (voz, teclados), Máximo Mario Lorda (guitarra), Javier “Piru” Faure (batería) y Alejandro Prieto (guitarra y bajo).

Su estilo musical y sus letras son espejo de una banda de rock joven conviviendo en la sociedad actual, tales son los casos de las canciones : “Respuesta a una vida moderna” y “En el fin”, la banda lasherina pone el foco en la vida en un mundo de incomunicación social.

Anuncios
Etiquetado con: